viernes, 28 de noviembre de 2008

Baños del Carmen (Málaga)

















Las nubes dejaban que el sol calentara la mañana, el paseo hasta el antiguo Balneario de los Baños del Carmen se hace agradable en este otoño malagueño.
Algunos atrevidos toman el sol tumbados en la arena y hasta se estaban bañando.

Ya sentados en una de sus mesas, el murmullo de las charlas en las mesas vecinas se mezcla con el sonido de las olas que casi llegan a levantarse por encima de malecón de defensa.

Algunas charlas llaman la atención y mientras saboreamos algo fresco, robamos los hilillos de sol que, a veces, incluso llegan a ser fuertes en momentos.

A la derecha dos mujeres charlan, el oído se va, se agudiza el radar y se capta casi la respiración.
-"¿tu te crees? la niña ... con quince años quiere irse con sus amigas a una casa rural....-" "-No sé que hacer con ella-".
La amiga la responde con otra queja sobre su hija. -"Pero no se conforman con llegar a las 2, dice que esa hora es casi la hora en que empieza el ambiente".

Y la charla sigue en la misma línea. Quizás no recuerdan que alguna vez tuvieron también esa edad, o quizás nunca la tibiaron.

El sonido de las olas a veces llega con fuerza. El sol calienta.

Varios niños patinan, otros juegan con un cachorrito.

Casi puedo leer los periódicos de alguno que esta cerca, pero hoy no es buen día para leer, las portadas son iguales: crisis y mas crisis.
Comprobar ortografía
Al fondo, en el horizonte azul intenso del mar, esperando su turno de descarga, las siluetas de dos grandes porta-contenedores.

Justo en ese punto estaría en el otoño del 36 el submarino republicano C.3 hundido por un torpedo alemán.

Casi simultaneamente a la derecha una familia. El matrimonio y dos niñas, una de unos 9 años y la otra quizás de 5 o 6. Algunos silencios, pero en un momento la niña mayor pregunta a su padre:
-"¿Papá... y tí porque nunca comulgas?"-

No hay respuesta, en silencio los segundos se hacen años. Pero la niña insiste y amplia su pregunta a la madre. Ya sin salida.... después de los intensos años de silencio transcurrido, la repuesta del padre.
-"Hija, eso es algo muy personal"-
Asunto zanjado.......

Sigo disfrutando de lo que veo y lo que oigo y el sol sigue regalándonos su vida.

video

1 comentario:

Anónimo dijo...

Te envidio cada vez que veo tus videos del mar.Un abrazo fuerte¡¡Tu hermana