viernes, 9 de noviembre de 2012

Inundaciónes en Villanueva del Rosario : ¡Ahora Llueve Sobre Mojado.. "Atentemonete"











Han pasado 42 días de la riada que asolo las comarcas del  Valle del Guadalhorce ,  y todo sigue igual... no, igual no...peor, mucho peor, porque llueve sobre mojado.

En Villanueva del Rosario, las precipitaciones del día 8 de Noviembre llegaron a los 50 litros de lluvia caídos en tan solo unas horas. El encauzamiento del arroyo de la Canaleja a su paso por el pueblo aguanto la embestida del agua, pero el resto del cauce ya no es un arroyo, es un mar de agua dulce.

Los materiales de arrastre almacenados en la anterior avenida han dejado sin lecho al arroyo y el caudal campa a sus anchas , desbordándose por todas partes, sobrepasando puentes y caminos, destrozando los muy escasos arreglos realizados.

-"¿Como va el arroyo?"-,

 Escuché,  mientras dábamos buena cuenta del desayuno mañanero, café con leche y mollete tostado con generoso chorro de aceite de oliva.

-"Atentemonete"-, contestó su interlocutor.

Pegue el oído al grupo,  sumándome a ellos y a la conversión. La charla transcurrió sobre la nueva crecida del arroyo y los desbordamientos que otra vez se habían producido,  y no solo por los mismos lugares  sino que además ya había empezado a hacerlo  por otros distintos dado el evidente deterioro de los margenes y defensas a causa de la riada de final de Septiembre. La cháchara transcurría distendida, lejos de la inquietud y justificada preocupación de tan solo unas horas antes, el temporal había amainado y la lluvia ya casi estaba remitiendo. Además , en esta ocasión  la precipitación no se había concentrado mayoritariamente en en "embudo" del alto de Hondonero, sino que se había repartido por toda la cuenca, lo que hacia más fácil la salida del agua en busca de zonas del cauce más amplios, cuenca abajo.






Pregunte por la palabra utilizada para describir como se encontraba el nivel del agua , casi  se extrañaron de mi desconocimiento del termino, pero eso no impidió la amable explicación correspondiente a mi pregunta.

-"Pues... esta claro: que viene lleno, a tope, hasta arriba, a rebosar... a punto de salirse, y provocar otra "riá" ..."-.


Pedí que me escribieran la palabreja utilizada, y en un plis plas, el panadero, cogiendo una servilleta de papel de la barra, y con el lápiz de las cuentas la escribió , tal cual como el la había pronunciado. Guarde el papel en el bolsillo trasero del pantalón.

Es apasionante observar como el lenguaje, en su uso "vulgar", nunca o casi nunca escrito,  se va transformando , dando paso a nuevas palabras y olvidándose de otras.

Algo así debió de ocurrir en la transformación de latín ,a lo largo de los siglos, en las lenguas romances actuales. El lenguaje "mal hablado" , da lugar a nuevas formas de transmitir ideas y de entenderse entre los miembros de una comunidad.
"Verba volant", las palabras nos acompañan a lo largo de nuestra vida. ayudándonos a expresar, cada vez con mayor acierto, el mundo real o imaginario en el mundo que nos movemos. Ellas, no obstante, siguen su propia existencia, viviendo en cada labio significados, correspondencias y significado diferentes.

Lo mas lejano, con respecto a la palabra "atentemonete" que he encontrado , esta en "El Quijote", en el capitulo XI de la Segunda Parte (De la extraña aventura que sucedió al valeroso Don Quijote con el carro , o carreta, de Las Cortes de la Muerte), cuando Sancho le dice: -"Asaz locura seria intentar la empresa : considere vuesa merced, señor mio, que para sopa de arroyo y tente bonete, no hay arma defensiva...". Ni es la misma palabra ni el mismo significado, pero si muy cercano y ya da pistas de su uso, origen y tranformación a lo largo del tiempo.
No aparece la palabra en el diccionario de la RAE, ni en la primera, ni en la ultima edición. Si la encontramos en el Diccionario Universal Español-Latino de Manuel Valbuena, publicado en 1830, donde se le da el significado siguiente: Expresión usada los modos adverviales. "A tente bonete, o hasta tente bonete. Que equivalen a con abundancia o con exceso, como comer, porfiar".

Es precisamente una de las formas que define Valbuena la que aquí usamos: A tente bonete. con un cambio significativo, quizás causado por la forma oral de transmisión de la palabra. En lugar de decir "bonete", decimos "monete". Verba volant, vuelan las palabras..... transformamos las palabras y el idioma,  pero nos entendemos, y todos sabemos lo que queremos decir.

La palabra es usada cotidianamente en los pueblos de la zona norte de la provincia de Málaga, en la comarca de las "villanuevas" y en pueblos del sur de la provincia de Córdoba, como Palma del Río, Valenzuela o Luque, así que quizás también nos sirva este dato para saber de donde venimos. Y para todos significa lo mismo: "En el armario no cabe nada, esta atentebonete", "El bolso esta atentebonete y no entra nada mas", "En la feria la plaza estaba atentebonete, no había ninguna mesa libre", "El río va atentebonete, esta a punto de desbordarse".

La ultima parte de la palabra, "bonete", proviene de la palabra latina "abbonis" que significa "sombrero", pero en su forma diminutiva.  Así, un "bonete" es un sombrero o birrete pequeño que cubre la cabeza y que es usado principalmente por eclesiásticos y graduados.

Vamos...  que si decimos que "el río va atentebonete", queremos decir que va hasta arriba, hasta lo más alto, que se sale.  Así ocurre en el el caso del uso de bonete, que es la cabeza, la parte superior y lo mas alto del cuerpo.

 Efectivamente, después de los 42 días pasados desde la ultima inundación, todo esta igual y si sigue lloviendo, vuelven a  peligrar nuestras vidas y haciendas. Pero lo peor no es eso, sino que lo que nos van a dar es simplemente una aspirina para curarnos de las graves dolencias que padecemos. El agua, antes o después reclamara lo suyo y hay que articular nuevas propuestas, no solo para curarnos, sino para tomar las medidas imaginativas adecuadas para que lo que nos paso en Septiembre no vuelva a ocurrir, quizás hay que ser más valientes de lo que han sido nuestros políticos en tiempos pasados. Pero sospecho que la inmediatez de miras de los que nos gobiernan, no va por tomar medidas valientes y definitivas, que no solo sean solo cortoplacistas. Ya lo contaremos por aquí.





Las fotografías que ilustran esta entrada han sido tomadas a las 9 de la mañana del día 8 de Noviembre del 2012.








sábado, 27 de octubre de 2012

Inundaciones en Villanueva del Rosario, "Las Tórtolas del Parque de la Fuente Vieja"



Ya pasada la tormenta y después de varias horas sacando agua y lodo del taller, decidí darme un descanso y acercarme a la zona donde más estragos había causado la riada. Todo el mundo se afanaba por aliviar el agua que había entrado en sus casas, más de 70 viviendas habían perdido la mayor parte de su enseres, en alguna de ellas  llego a sobrepasar los dos metros de altura, llevándose por delante todo lo que  encontró a su paso. Ropa, muebles, colchones y  electrodomésticos arruinados, se apilaban junto al lodo, los troncos y las piedras arrastradas, en las puertas de las casas.

En el parque infantil de la Fuente Vieja encontré una pequeña tórtola "mora" que encaramada a uno de los troncos que había arrastrado el agua, intentaba atusarse el plumaje moviendo sus alas. Inquieta, asustada y nerviosa, movía la  cabeza de un lado para el otro, tratando de encontrar con vida a su pareja.

-"¿Que haces..? "-, la pregunte. -"Te has salvado por los pelos"-, -"¿Por los pelos?.. ¡será por las plumas!"-, contestó con cierto enfado, mirándome a los ojos. A pesar de la tragedia, no tuve más remedio que sonreír por su contundente contestación.

El animal, ya con confianza, no paró de contarme, con todo tipo de detalles, lo que le había ocurrido:
-"Empezó sobre las dos y media, cuando dormíamos. Despertamos asustados y nos cobijamos en el puente de la torreta del parque, pero al poco, en la sierra se inició una fuerte tormenta. Aquí seguía lloviendo fuerte, pero arriba muchísimo más, parecía que  el cielo se quería romper con tantos truenos y relámpagos-", -"Cuando vimos lo que venia desde Hondonero, y que la avalancha de agua, piedras, troncos y  lodo  ya empezaban a atorar los puentes, nos subimos a la casetílla de la torre de los juegos del parque, y allí aguantamos la riada."-, -"Cuando empezó a llegar gente, ya casi de día... mi compañero se asustó,  todavía empapado salió del cobijo  para asomarse,  se escurrió y cayó entre el torrente de piedras, troncos y agua, ¡ahora no le encuentro por ninguna parte!"-, -"¡Cotillo!, cotillo!"-. Repitió nerviosa...  otra vez me hizo sonreír.

-"Que mala pata..."-, prosiguió con su relato.  -"Justo hace un par de días, como todos los años,  nos teníamos que haber marchado a nuestro nido en África para pasar el invierno, ya estaba todo preparado, pero escuchamos como varios hombre sentados en los bancos de piedra junto a la fuente, estaban comentando que el pastor del Cortijo Alto, el joven, había dicho que "algo gordo" iba a pasar, que desde Cádiz, venia un fuerte temporal , justo en nuestra ruta, así que decidimos esperar a que todo pasara para emprender el largo viaje-".

El animal seguía nervioso, tiritando y moviendo sus alitas, intentando librarse del agua que empapaba sus plumas, a la vez que con la mirada seguía buscando a su compañero por todo el entorno.

Efectivamente, era cierto lo que me estaba contando la tortolita, el pastor había observado como las cabras de su rebaño estaban muy  inquietas, tanto  que ni siquiera pudo sacarlas del corral durante los dos días anteriores a al diluvio.

-"¡Menuda nos la habéis liado!"-, me dijo con cierto cabreo. -"¿Yo?"-, la pregunte asombrado. -"No, tu solo no, entre todos, cada cual su parte"-, -"El agua,  siempre busca lo suyo, y vosotros parece que no tenéis memoria"-, -"Ya ha pasado más veces y no habéis puesto remedio, al contrario, cada vez peor.. y ten por seguro que volverá a pasar.. antes o despúes, así que ya podéis hacer algo por remediarlo"-, -"¿A ti nadie te ha contado lo de la tormenta del Zapatero?"-, -"No"-, le respondí  con curiosidad esperando que me contara la historia.  Ella siguió con su relato:- "Mira, yo solo tengo ocho años, pero mi abuelo me contó, que su abuelo le había contado, como hace 60 años hubo una tormenta mucho más grande y no pasó nada, el agua salto los cauces y anegó los campos pero no destruyo ninguna casa. Los "bolos" de piedra, algunos de más de un metro de diámetro siguieron arroyo abajo arrastrados por el torrente. ¿Como serian las piedras que ninguna maquina de las de entonces pudo sacarlas del fondo del lecho del río?. Tuvieron que venir de fuera barreneros que a fuerza de explosiones rompieron las piedras para poderlo hacer"-, -"¿Y no paso nada más?"-,  pregunté. -"Bueno... la bodega  del "Zapatero", que estaba donde hoy esta el número 21 de la calle Carrera, y porque reventó la "madre vieja" que pasaba por debajo de la casa,  incapaz de tragarse todo el agua,  solo eso, nada comparado con lo que nos habéis hecho pasar ahora"-

El animal me estaba dando una autentica lección.

-"¿Y cual es la diferencia entre lo que no ocurrió entonces y lo que ha ocurrido ahora?"- volví a preguntar.

-"Fácil... mira a tu alrededor. Las casitas del arroyo no estaban, ahí solo había sauces y eucaliptos, esas son viejas, ya tienen un montón años, pero mira que hacer casas nuevas justo donde se juntan los dos arroyos, ¡eso no se le ocurre ni al que asó la manteca!"- , -"Y otra cosa te voy a decir..... no limpiáis como Dios manda los cauces,  están llenos de troncos de árboles muertos esperando tranquilamente que se los lleve el agua para atorar bien atoraitos los puentes, y que el agua se desborde y nos fastidie a todos, a vosotros y a nosotros"-.

 Ya casi me estaba poniendo colorado, la tórtola tenia toda la razón y yo no sabia que decir en mi defensa.

-"Más te diré.. he visto centenares de veces a los labradores en las riveras del los arroyos, limpiar de piedras sus campos y amojonarlas junto a los cauces, justo donde el agua se los podría llevar en cuanto lloviera algo, y más aun,  llenar los remolques y soltarlas en las mismas barranqueras, buena forma de poder ahorrarse unas perrillas..."-.

-"¿Y de los coches y camiones aparcados en la calle Arroyo, que me dices?"-, -"Seguir llenando la calle de coches y ya verás lo que ocurre la próxima vez... lo mismo que ahora..., el agua arrastrará a los primeros que empujarán a los demás y todos uno detrás de otro, atascarán el puente de la carretera, embalsado el agua y provocando nuevos desbordamientos"-.

De repente, la pequeña tórtola pegó un respingo. Había visto algo. Antes de levantar a duras penas el vuelo , en busca de su compañero volvió la vista hacia mi diciéndome:

-"Solucionarlo hombre.. solucionarlo de una vez por todas"-, -"Y recuerda que el río tiene memoria, siempre volverá a donde antes ya estuvo, y que es suyo...  y no vuestro"-.

Y salió volando, perdiéndose entre los árboles del parque.

Esto ocurrió el día 28 de septiembre, a estas alturas ya estarán atortolados en su nido de invierno al otro lado del estrecho.


martes, 17 de abril de 2012

Villanueva del Rosario, Rio Cerezo, (Segunda Parte:"Una Sarracina en el Rio")



Desde lejos aprecie como los dos , al verme, se miraban y se hacían algún tipo de comentario acerca de mi presencia. No estaba confundido, ya regresando de su cotidiano paseo por El Camino de Las Puentes, que va orilleando los cauces del arroyo de la Canaleja primero, y un poco más adelante del río Cerezo, en el que desemboca el primero. Los dos ancianos al llegar a mi altura, se dirigieron a mi casi a la vez : -"Una sarracina"-, -"Menudo destrozo..... están haciendo una sarracina"-. Se atropellaban los dos a la vez en sus comentarios, impacientes y a la vez inquietos por explicarme lo que estaba pasando.

Habían empezado desde la desembocadura del rió Cerezo en el rió Guadalhorce. Dos grandes maquinas excavadoras y varios operarios iniciaban labores de limpieza de los cauces, pero a todas luces los trabajos se estaban realizando por personal nada especializado en estas tareas a la vista de los resultados que al paso de la maquinaria estaban dejando.

Los dos hombres habían utilizado una palabra de uso frecuente en nuestro pueblo, la palabra "sarracina" que siempre, con el uso cotidiano en casa, me había llamado la atención. La etimología del termino es ciertamente confusa, hay autores que le dan un origen griego, de la palabra "sarakenós", y esta del termino árabe "sharqiyyin", que significa "orientales".

Con el fin de limpiar de materiales de arrastre, malezas , y restos vegetales las orillas de los ríos, y ampliar la caja de sus cauces para prevenir las crecidas y frecuentes desbordamientos en las continuas avenidas de aguas torrenciales que en algunas épocas del año se dan en la zona, se habían iniciado diversas actuaciones en amplios tramos, más de 3 km ,y en ambas margenes.

La ubicación exacta del lugar donde se ha cometido el atentado contra el medio ambiente, o sea.. la sarracina, se encuentra en varios tramos del río Cerezo, uno de ellos en las coordenadas
36º59´36.27¨ N y 4º22´16.98¨O ,en unos 150 metros a ambos lados del puente por el que la carretera A-7203 atraviesa el cauce del río. Otro de los tramos , de aproximadamente 2500 metros, se sitúa entre los puntos de coordenadas 36º59´48.88¨N , 4º22´10.79¨O , y 37º00´37.24¨N , 4º22´10.79¨O , en los dos cauces, en el arroyo de la Canaleja y en el río Cerezo.

En las orillas de los ríos del pueblo, se da una vegetación privilegiada, una vegetación de ribera, compuesta por un sinfín de especies  vegetales, tanto arbóreas como de matorral, algunas de ellas con especial protección, creándose entre el arbolado galerías profundas , por donde transcurre el caudal de agua , dando origen a un micro clima que favorece la existencia de especies faunisticas, como pequeños mamíferos, aves que anidan en la espesura, anfibios, etc. Quizás habría que enumerar estas especies para darnos cuenta de la magnitud de la "sarracina" que se había originado. Mas adelante describiremos alguna de ellas, como el "Musgaño de Cabrera" ,o el "Ruiseñor Común".

Los hombres seguían hablando sin parar, contándome lo que estaba ocurriendo, y lo que según ellos, hombres del campo, tendrían que haber hecho para limpiar los cauces sin destrozarlo todo de aquella forma. Seleccionando los arboles y ramas muertas o enfermas, y respetando cuanto se pudiera respetar, con una poda selectiva , y sin "romper" los fondos del cauce, con un desbroce manual.

Durante las siguientes semanas  sondee sobre la palabra que habían empleado y que definía perfectamente los hechos. Pregunte a amigos y familia de diversos lugares de España si la palabra se empleaba en su ámbito o si al menos la conocían. Pregunte en Barcelona, en Soria, en Navarra, en Madrid, en Salamanca, en A Coruña, en Cadiz, a varias personas de Málaga, a otras tantas de Villanueva del Rosario, y nadie con excepción de las de Villanueva conocía la palabra, y aquí únicamente los mayores la empleaban, los más jóvenes solamente la conocían, pero nunca la habían empleado. Me pico la curiosidad y seguí buscando. En diccionarios oficiales una simple reseña, pero nada acerca de su origen o lugares donde se empleaba en la actualidad, hasta que recordé una conversación de hacia tiempo ,que había tenido con un amigo carpintero de la localidad cordobesa de La Rambla.  El carpintero la utilizo para comentarme sobre algunos destrozos que lluvias torrenciales recientes habían hecho en la zona. Al preguntarle sobre la procedencia de la palabra, él me explico:

-"El día 16 de abril, del año 1483, en una correría por los pueblos de la campiña el Rey de Granada, Boaddil el Chico, invadió La Rambla. Los sarracenos, (y de ahí viene la palabra "sarracina", que tanto se usa en la Rambla usamos desde entonces para hacer constar un gran destrozo) cometieron en ella toda clase de excesos. Aunque, sin entrar en el recinto amurallado, talaron los campos, invadieron el recién construido Convento del Valle, asesinando a una de sus religiosas y ultrajando a otras; acapararon los ganados y granos que encontraron y se llevaron más de trescientos cautivos, que estaban trabajando en los campos; y al día siguiente salieron por Santaella a cuyo pueblo trataron con la misma crueldad. El día 18 se dirigieron a Écija con objeto de ponerle sitio; pero teniendo noticias de que en ésta ciudad se estaba reuniendo un cuerpo de ejército a las órdenes del general don Luis Fernández Portocarrero, desistieron de su idea, variaron el rumbo y marcharon sobre Lucena, ante cuya ciudad se presentaron el día 20 de abril.


Boaddil y los suyos, bloquearon la ciudad de Lucena, en la que mandaba el Alcaide de los Donceles Don Diego Fernández de Córdoba; y la invitaron a capitular. Los sitiados fingieron entrar en negociaciones, hasta que supieron que por Cabra se acercaban tropas reclutadas por los caballeros de Baena, Castro del Río, Luque, Zuheros, Cabra, Rute, Doña Mencía, Santaella, La Rambla, con su estandarte al frente, etc.., que ascendían a 3000 infantes y 1500 caballos.

Boaddil, que se hallaba al frente de su escuadrón, fue el último en huir, pero habiéndole herido el caballo, fue hecho prisionero y libertado de la muerte por el valeroso caballero de Baena, don Pedro Fernández de la Membrilla; y conducido, primero al castillo de Lucena y después trasladado a la torre de La Calahorra de Córdoba y presentado a los Reyes Católicos.

Los cristianos se apoderaron del cuantiosa botín que conducían los moros, 22 banderas y el guión Real.

Pero el principal galardón de esta hazaña fue la libertad dada a más de 2000 cautivos que habían hecho en los pueblos y campos invadidos. Los más de trescientos cautivos de La Rambla entraron en su pueblo el día 26 de abril, y con sus cadenas, y grillos, que conducían en sus manos, fueron recibidos con repique de campanas, y se dirigieron a la iglesia mayor a dar gracias a Dios por su libertad, cantándose por el clero un solemne Te Deum. con el hierro de las cadenas y grillos de los cautivos, se construyó una gruesa cadena que se colocó circundando el atrio de la parroquia. Y desde entonces se viene llamando plaza de La Cadena, aunque ya hace varios siglos dicha cadena no existe. "-

De como habría llegado a Villanueva del Rosario esta palabra, que en la actualidad solo se emplea en  la zona de La Rambla y sus alrededores no tengo certeza, simplemente apuntar que Villanueva de Rosario, como su nombre indica es un pueblo de fundación  históricamente reciente y repoblado con gentes de distinta procedencia en el siglo XIX, así que no habría sido de extrañar que con los colonos viniera también la palabra, como tantas otras que aquí se utilizan ,y que caracterizan su especial riqueza el es uso cotidiano del castellano.

Durante las siguientes semanas la maquinaria pesada siguió  en el interior del cauce y en sus riberas, culminando la "sarracina" que habían iniciado, terminando un destroce ecológico sin sentido. Y tan solo por la bisoñez, ignorancia, y  falta de sensibilidad ecológica de los políticos que gobiernan  el municipio.

jueves, 12 de abril de 2012

Villanueva del Rosario, Rio Cerezo, (Primera Parte: "Los Asesinos de Paisajes")

!! Ya lo tienes Sara ¡¡... ya tienes tu cuadro, esperando a que vengas a por el, porque no sabe viajar solito, y yo, ya sabes como ando..., así que te esta esperando.

El paisaje esta lleno de duendes y hadas con poderes mágicos, ya lo veras cuando te pierdas entre la corriente del río Cerezo y los bosquecillos de sus riberas. Yo se que tu sabes que son reales ,y  los vas a encontrar. Las cosas más reales del mundo son aquellas que ni los hombres ni los niños pueden ver, pero que están.

Lo que no sabes y te lo quiero contar, es la historia de este bosque, que a partir de ahora solo podrás ver tu en una de las paredes de tu casa, en la nueva etapa que acabas de iniciar.

Cuando en el verano pasado me "encargaste" el cuadro, ya hacia tiempo que lo tenia en la cabeza, recuerda que querías algo muy concreto y te dije que no, que me dejaras sacar de "los adentros" algo que ya tenia pensado. Así ha sido y poco a poco , muy lentamente, ha ido tomando forma, él mismo me ha ido pidiendo lo que quería ser y al final  se ha terminado, y no con poco dolor, así como te lo digo..... ! con dolor¡, el bosque que tienes en tu cuadro ya no existe, ha sido asesinado. Lo que queda de él, lo vas a tener en tu casa y solo para ti, y tus amigos, ya nadie podrá disfrutarlo cuando pase por la carretera.

Hace un par de años,  en uno de mis paseos, ya iniciándose el otoño,  tome unos apuntes del bosque que había junto al puente del río Cerezo, en Villanueva del Rosario, quinientos metros antes de llegar al pueblo viniendo de Málaga. Me llamo la atención el inicio de los brotes amarillos de las hojas de alguno de ellos y el frondoso verdor de la mayoría, una combinación cromática que la propia naturaleza se había encargado de crear durante decenas de años y que en aquellos días me estaba regalando.

Cuando un año después me hablaste de lo que querías,  ya lo tenia claro... aquello que había apuntado y que hacia meses que estaba esperando para llegar al lienzo. Pero hete aquí que a principios del nuevo otoño, y con la escusa de limpiar el cauce del río en prevención de las posibles avenidas de agua, las maquinas de hierro entraron al cauce del rió desmochando lo que encontraron a su paso, sin tener en cuenta que en ese lugar ni hay ningún campo de cultivo, ni zona habitada susceptible de ser inundada,  se llevaron por delante todo lo que  pudieron, y algunos de los arboles, totalmente sanos, tenían mas de 40 años,  lo que tiene más "inri"  y no es para tomárselo a broma, es que los autores de tal desaguisado son los mismos que a la vez están encargados de vigilar por la preservación de los cauces y los ríos de Andalucia y la riqueza paisajística que caracteriza a nuestra tierra, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucia, bajo solicitud del propio Ayuntamiento.

¿Y quien vigila al vigilante?.  En fin.... Sara, que ahora solo tu podrás tener a tu disposición este espléndido paisaje porque el vigilante ya lo ha asesinado. !Cuidalo¡.




(La fotografía de la izquierda esta tomada por Google Earth el invierno anterior al desaguisado. Las fotografías de la derecha son testigos de como quedo el bosque después del esesinato)

sábado, 3 de marzo de 2012

Musicos Callejeros, Los Tres Bulgaros , o Botero en el Rastro de Madrid



¿Musicos?, ¿musica?... quizás ni una cosa ni otra, quizás  solo "concentrado de vida", pero en altas dosis.

El conjunto me llamo la atención y pase un buen rato observando ,tratando de escudriñar , de adivinar los jirones dejados en los caminos recorridos. Se se podía ver con claridad todo lo andado en los colores de sus mejillas, en las amplias redondeces de sus formas, en la chispeante profundidad de su mirada en la que por momentos posiblemente me perdí. Tal parecía que estuvieran posando para Fernando Botero, pero frente a ellos solo había un buen número de personas asombradas , tanto como yo.

En la fresca mañana soleada de un primer día de cualquier año, en Madrid, muy cerca del Rastro, el grupo nos hizo pasa un buen rato a todos los concentrados, y en mi caso una sosegada mirada interior acerca de la futilidad del tiempo ,  y de la nimiedad de los asuntos .

!Cosas de caminos y caminantes¡ ,.....    ¿Que le vamos ha hacer?.





Video-Bulgaros en el Rastro por tejedor61

domingo, 19 de febrero de 2012

Una Mañana de Setas, (Pleurotus eryngii)


Bien temprano, sin que hubiera despuntado el primer rayo de luz del día, y ya llegando,  sonó el teléfono:  -"Buenos días... ¿por donde vas?"-, -"Por  Las Pedrizas... tardo unos diez minutos"-, -"Venga, te espero, que esta noche ha llovido y va a ser un buen día de setas"-.

Efectivamente, la noche anterior había llovido algo, las nubes  se estaban  alejando, quedándose el cielo raso, y con toda seguridad,  el agua caída y el calor del nuevo día harían su trabajo animando a que las setas de cardo del bosque  asomaran la cabeza. Justo lo necesario, humedad en el suelo y calor el ambiente.

Pero tendríamos que ser rápidos, de no ser así otros buscadores de setas nos ganarían el paso y llegarían antes que nosotros al bosque, con lo que llenarían sus canastos y nos quedariamos "a verlas venir"..

Cuando llegue ya me estaba esperando, en la mochila una bolsa de rafia, un par de navajas, un trozo de pan, media mochila, y dos naranjas. -"Venga.. que ya ha pasado un par de coches"-. Iniciamos el camino hacia Hondonero hasta que llegamos al bosquete,  tratando de identificar las huellas de las ruedas que los mas madrugadores habían dejado en el camino embarrado, observando en las bifurcaciónes, para seguir ruta distintas. Cuando los encharcamientos impedían continuar en automóvil, lo dejamos a un lado, siguiendo a pie un buen trecho hasta llegar al bosque de pinos jóvenes, nos adentramos en el, continuamos entre las encinas y llegamos a la pradera cerca de los riscos. Sacamos la red, preparamos las navajas y despacio , caminando con tranquilidad entre la persistente niebla de la mañana, fuimos buscando entre las piedras, los matorrales y los troncos secos de cardo que en la primavera anterior habían florecido.

Una a una, fueron apareciendo y las navajas empezaron a trabajar, cuidando de cortarlas sin dañar las raíces, casi con mimo , por la base del pie , sin hurgar el terreno, para que puedan salir nuevas floraciones. La bolsa poco a poco se fue llenando. Según aparecían, cada una era una emoción, una autentica  "fiesta", un regalo de la naturaleza generosa.

Las setas de cardo con muy fáciles de identificar, su sombrero es hemisférico, y luego aplanado, de 3 a 12 centímetros de diámetro, con el borde incurvado y excentrico respecto al pie. El olor es muy variable, desde el crema pálido hasta el pardo castaño oscuro. El pie es cilíndrico, macizo, como "goma de borrar", color blanco. Pero sobre todo, la facilidad de la identificación estriba en que casi siempre se encuentran junto a los troncos de los cardos (Eryngium),  sobre las raíces de la planta desarrollada el año anterior, de los que se nutre.

Subimos hasta los pedregales ya con la niebla desaparecida,  y el lo alto, cerca del mirador, nos sentamos apostados , viendo el paisaje , y dando buena cuenta de la comida que traíamos en la mochila, mientras que a los lejos desaparecían las ultimas nubes que se habían quedado enganchadas , como algodón entre los picos de las cumbres.

sábado, 18 de febrero de 2012

Desayunos, "Sardinas Arencas" en El Cuervo, (Sevilla)


Me había llamado la atención la presencia de la barrica de madera con sardinas arenques encima de la barra del bar, y mucho más cuando entraron dos personas, un hombre y una mujer, a los que se acercó el camarero, tomó mentalmente nota de lo que querían y enseguida se apresuró a preparar la comanda.

Cargó la cafetera, colocó dos vasos de "caña" bajo los chorrillos y presionó la palanca de la máquina, rápidamente puso varias rebanadas de pan en la tostadora y cogiendo unas pinzas se acercó a la barrica, tomó dos sardinas que colocó en un pequeño plato de cristal  introduciéndolo en el microondas,  ajustó el temporizador y siguió atendiendo a los nuevos clientes que entraban al bar.

El desayuno era completo: café, tostadas con un buen chorro de aceite de oliva, y una sardina para cada uno.

Cuando el microondas "pito", el camarero sacó de su interior el plato con las sardinas humeantes. Con un par de minutos había sido suficiente para que se ablandaran y la piel se pudiera despegar con facilidad ,dejando libre la carne. Los dos clientes dieron buena cuenta de sus desayunos. Desmenuzaron los lomos de las sardinas y  acompañados del café y del pan tostado con aceite desayunaron con buen apetito y en animada charla.

Pase otros tres días en el pueblo de El Cuervo, en el sur de la provincia de Sevilla, lindando con la de Cadiz y a tan solo una decena de kilómetros de Jerez de la Frontera. Durante el resto de mi estancia pude disfrutar cada mañana de un apetitoso desayuno, haciendo caso del refrán : "Allí donde fueres haz lo que vieres" .

martes, 7 de febrero de 2012

Musicos Callejeros , "Una Guitarra en El Prado"

video

Desde lejos ya se podían escuchar las notas musicales que salían de la cuerdas de una guitarra,  no me hice demasiado de rogar para seguir su rastro, como si de otro "Flautista de Hamelin" se tratara, solo que en esta ocasión la flauta se había tornado en guitarra... deje que mis pasos siguieran  la dirección de los sonidos, como si la fuerza de un imán me arrastrara.

Allí, en unos laterales de la entrada al museo de El Prado, estaba ensimismado acariciando su guitarrista  de la que salían las notas de lo que pareció música de Boccherini", quizás la pieza "Música Nocturna de las Calles de Madrid", mi particular "Guitarrista de Hamelín".

Me acomode en el césped, detrás de músico, tratando de que mi presencia no fuera percibida por él , y durante un buen rato, mientras riadas de turistas accedían por la puerta nueva de la ampliación, disfrute imaginando el Madrid de la época en que la música fue compuesta. No se bien si realmente se trataba de lo que desde el primer momento me pareció identificar, pero ....."se non é vero, é ben trovato".

Cuando Carlos III   de Borbon, en 1759 ,accedió al trono del Reino de España,  dejando el trono del reino de "Las Dos Sicilias", llegaron de Italia un buen número de importantes juristas, urbanistas, arquitectos,  pintores, escultores, músicos, etc., algunos de ellos invitados por el propio Rey que los necesitaría para impulsar su amplia actividad en el desarrollo del país en todos sus aspectos, y otros muchos atraídos por la pujanza de la corte , en busca de trabajo.

Sentado en la hierba, a unos metros del músico y detrás de él,  disfrutando de la música. Trate de imaginarme el Madrid de la época. y en él, a dos personajes, uno de ellos Franchesco Sabatini, que ya había trabajado con el Rey de Napoles y Sicilia, Carlos VII, que accedió al trono de España con el nombre de Carlos III . El arquitecto fue  llamado por el propio rey , quien le nombro Maestro Mayor de las Obras Reales y así realiza las "Instrucciones de alcantarillado, empedrado y limpieza de la corte"; realiza las obras de la "Real Casa de la Aduana", en la calle de Alcalá, actual Ministerio de Hacienda; finaliza la construcción de la Real Basílica de San Francisco El Grande, centrándose esencialmente en su fachada principal;  de la terminación del propio Palacio Real; proyecta y construye la Puerta de Alcalá, al igual que el "Jadin Botanico"; continua las obras del ya iniciado Hospital General, actual Museo Reina Sofia, trabaja en inicio del edificio del actual Museo del Prado, concebido en su  momento como Museo Botánico, diseñando además el urbanismo  he iniciando las obras de la zona  del actual Paseo del Prado, donde ahora el músico y yo, él sin saberlo, estamos unidos por el sonido mágico que sale de su guitarra y que nos ata.

El otro personaje es Luigi Boccherini, autor de nuestra música, que nacido en la localidad de Lucca, en la Toscana, consigue en 1769 viajar a Madrid bajo la protección del hermano menor  del rey , el Infante Luis Antonio de Borbon, quien le nombra viloncelista y compositor de su capilla real. Esta es la etapa en la que el compositor realiza sus mejores creaciones. Una de ellas la que ahora escucho con atención.

Al rato, y después de grabar los tres minutos que mi vieja maquina me deja, sigo mi camino disfrutando de la agradable mañana de inicio del otoño.

sábado, 28 de enero de 2012

El Aliño de las Aceitunas





En el paso de entrada a la casa , por la parte trasera tenia dos o tres olivillos chicos de los que casi nunca había recogido sus frutos. Junto a los árbolitos varios lilos dejaban caer sus ramas por encima de las piedras , saliendo al camino y adornando el paso de losetas de piedras pizarrosas.
"-Son menudas, pero pueden servir , y unos cuantos kilos si podríamos coger para machacarlas-", "-¿Son manzanillos?- le pregunte. "-Ni idea, me regalaron los plantones, pero servirán, sean de la variedad que sean-".
Dicho y hecho, tomamos un par de cubos de plástico y cada uno por un lado, nos pusimos a "ordeñar" con mimo los ramitos de aceitunas. -"No solo las verdes, las "pintonas" también se pueden coger"-.
Poco a poco los recipientes se iban llenado de aceitunas, hasta que rebosaron y decidimos que ya serian suficientes para llenar unos cuantos botes .
-"¿Rajadas o machacadas?"- pregunte. -"¿Creo que machacadas tomaran mejor el aliño?"-, contesto de inmediato.
Rajarlas consistía en ir tomando en una mano las aceitunas y en la otra una navajilla bien afilada y hacer unos pequeños cortes en los pequeños frutos. Para machacarlas, buscar un buen soporte , ir colocando sobre él aceituna por aceituna y dando un golpecito sobre ellas con una maza, empujarlas después al cubo.
Ya decidido que había que machacarlas, improvisamos un tronco a modo de mesa soporte , una banqueta, y una vieja maza de madera, protegiéndonos con un mandil de platico para no mancharnos con los restos del zumo de las aceitunas que a buen seguro salpicarían al romperse con el golpe.
Una vez machacadas, solo hace falta tener paciencia, no demasiada.... en un par de semanas, cambiándoles el agua a diario, irán perdiendo la "rabia" ,el sabor amargo, quedándose suaves y agradables de comer. Pasado ese tiempo ya solo falta aliñarlas, y en eso cada maestrillo tiene su librillo y eso si... no ceñirse a reglas prefijadas y dejarse llevar por la propia intuición.
Yo utilice al sistema de "locaya".. esto es : "lo que se tenga en casa". Un generoso puñado de sal, ajos sin pelar y machacados con un ligero golpe, una cascara de naranja, un poco de orégano, algunas ramitas de romero, algo de tomillo , unas pizcas de pimentón, y unos granos de pimienta. Embotarlas y dejarlas reposar unos días para que tomen los distintos sabores del aliño.
Hay quien utiliza más cosas, como rodajas de zanahoria, hinojo, limón, laurel, guindillas. En esto cada cual, es el rey de la casa.
Sara, Sarita y Carlitos dieron buena cuenta de los primeros botes... pero yo no me quede atrás.
El año que viene habrá que preparar unos cuantos botes más, estos están durando bien poco .