lunes, 25 de agosto de 2008

La Niña Esponja


Irune, la niña esponja, me ha hecho un gran regalo..... me ha mandado un gran pequeño cuadrito, una tablilla entelada de 12 x 9 cms. , que tenía guardado en su casa con un gran mimo y que representa para ella un cambio de estación, una llegada, una situación de espera y tránsito para el siguiente tren, y por su sonrisa se nota que ese tren no ha tardado demasiado en aparecer.

Flores de colores que han llegado en el momento adecuado, al menos para que la sequía de los lienzos varados en los caballetes sienta un brisa de aire fresco y les entren ganas de andar un tramo mas, al menos hasta que ellos lleguen a existir en su plenitud.

De momento "El Cuadro que Quería Ser", el que me encontré desgarrado en la basura, ya tiene un parche, un poco de cola y un trozo de tejido, se pondrá bueno en unos días y en poco será lo que quiera ser, los colores de la niña esponja ya están en mi piel. Un marco de madera de 41 x 135 cms., que también encontré en un contenedor de basura, y que supongo que es parte de algún mueble que ya no estaba en uso y que sus dueños tiraron, es lo que estoy preparando ahora, una tela ... un podo de cola blanca, un poco de agua y otro tanto de emplaste....

Nada mas secar, empezaré a mancharlo con colores.

La niña esponja tiene razón, una cosa lleva a otra, el movimiento genera movimiento y estos cuadros varados ya han empezado a andar.
El regalo de Irune ha logrado despertar del letargo a mis cuadros y a mimismo. Gracias amiga!!!

viernes, 22 de agosto de 2008

A las Aladas Almas de las Rosas


Quizás el poeta Miguel Hernández fue quien mejor ha descrito en un poema lo que se siente cuando alguien querido nos deja.

ELEGÍA

(En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha muerto como del rayo Ramón Sijé, a quien tanto quería)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento.
a las desalentadas amapolas.

Daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mis desventura y sus conjuntos,
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.

Temprano levanto la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.

No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.

En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes,
sedienta de catástrofes y hambrienta.

Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte a parte
a dentelladas secas y calientes.

Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte.

Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de las flores
pajareará tu alma colmenera

De angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.
Alegrarás la sombra de mis cejas
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.

Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.

A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.



Serrat nos cantó con gran sentimiento y ternura el poema de Miguel Hernández.
La fotografía es de un detalle del oleo "Desnudos" (117 x 82) que pinté el año pasado.

El Jardinero del Rey


Cuando el jardinero le pide el caballo al rey para tratar de escapar de su propio destino, ya poco hay que hacer.

Seguro que el rey por ayudarle le prestará su mejor caballo, sin saber que en realidad lo que está haciendo es colaborar con el propio destino que le está esperando tranquilamente al atardecer, en el mercado de Bagdad.

Siempre las mismas preguntas sin respuestas y las mismas sensaciones de desamparo, de vegetal que se marchita por falta de agua y oxígeno. Cada cual se autodefiende ante la situación como puede, pero en realidad hay muy poca defensa . Solo la constatación de lo que ya deberíamos tener muy claro y es que "nacemos" y "desnacemos" y que no tenemos horario, dos esenciales y contundentes realidades.

Los que se han ido ya no están, así que ahora los que quedan son los que han de luchar consigo mismo y hacer su propio duelo, con poco consuelo, a sabiendas de que nunca será ya igual y que algo cambió para siempre.

Si cada vida rota es una historia familiar, sigo sintiendo un dolor irresistible cuando los noticieros hablan de los casos de niños y jóvenes. En nuestra cultura estamos más o menos preparados para que se marchen los mayores, pero nunca para que ocurra la desgracia rompiendo el escalafón, por eso es tan insoportable el dolor.

Si tuviera que describirlo, me sentiría árbol de carne, circulando por mis ramas sangre en lugar de sabia . Una tormenta negra y terrible se acerca . Roncos truenos de fondo. Oscuridad y luz repentina. Un rayo traicionero acierta sin aviso a romper una de las ramas desgarrándola, desgajándola, destrozando el entorno. Todo el árbol va sentir un terrible dolor.... madera, carne, sangre . Nada volverá a ser igual y la sombra, cuando los primeros rayos de luz de la primavera lleguen, no volverá a ser la misma, será distinta para siempre.

Fortaleza, templanza, aceptar y aprender vivir sin la rama es lo que deseo a los que se quedan y para los que se fueron, les dejo un ramito de flores silvestres.

martes, 19 de agosto de 2008

Nada Es Lo Que Parece o 1951

Buscando documentación sobre el naufragio de la fragata alemana Gneisenau, en el invierno de 1900, en la misma bocana del puerto de Málaga, me encontré con alguien que no solo estaba investigando sobre el tema, sino que además y con el apoyo económico de la Diputación de Málaga y de la Junta de Andalucía, a través del Centro Andaluz de la Juventud, está rodando un corto de 20 minutos sobre el mismo tema, posiblemente con el titulo "El Puente de los Alemanes". Se trata del cineasta Jaime Noguera, a quien le agradezco que me permita usar algunas de sus fotografías sobre el naufragio en mi relato.
Jaime me ha mandado un corto que hizo hace unos años y que ya cuenta con algunos premios, habiendo sido seleccionado para ser proyectado en la Noche en Blanco de Madrid el próximo día 13 de Septiembre en la Cuesta Moyano y al aire libre.
Yo quiero dejaros el corto, me parece de lo mas interesante y creo que se explica por si mismo, sin mas comentarios. Quizas simplemente uno : "LA HISTORIA LA ESCRIBEN LOS VENCEDORES"



Os dejo la direccion del blog de Jaime Noguera http://jaimenoguera.blogspot.com/

domingo, 17 de agosto de 2008

Domesticar




-"¡No!"-dijo el principito-. Busco amigos. ¿Que significa domesticar?.
- "Es algo demasiado olvidado-(dijo el zorro)-. "Significa crear lazos"
-"¿Crear lazos?"...
.."Si me domesticas, tendremos necesidad el uno de otro. Para mi seras único en el mundo. Y seré para ti único en el mundo"....
-"Comienzo a comprender -(dijo el principito). Hay una flor....creo que me ha domesticado......


.....Al día siguiente volvió el principito.
-"Hubiera sido mejor volver a la misma hora -dijo el zorro-, Si tu vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, desde las tres comenzare a ser feliz. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado, inquieto: ¡descubriré el precio de la felicidad!. Pero si tú vienes a cualquier hora, nunca sabré a que hora preparar mi corazón.....Los ritos son necesarios"-


El texto anterior es un párrafo de "El Principito"(Cap. XXI) , el cuento de Antoine de Saint-Exupéry. Quizás el texto que mejor describe lo que es la amistad.


Durante todo el invierno, a la hora de escuela, unos minutos antes de las nueve de mañana, pasa junto a mi casa mi amigo Christian, tiene 12 años y ante la atenta mirada de su madre, siempre con una amplia sonrisa, se acerca a mi verja para saludarme, si me ve, y principalmente para saludar a Nano, mi perro... que desde unos minutos antes ya esta esperando cerca de donde pasará el niño que le acariciará la cabeza y cogerá su pata jugueteando. Nano es un pastor alemán cruzado con mastín español , un pero grande y noble, pero que a le vez sabe defender su territorio y a sus amos.
Christian y su madre hacen a pie el camino desde el cortijo Blanco, que fue de mi bisabuelo "Juaico", y en el que ahora, desde hace unos años, vive la familia, en medio del campo entre trigales y olivos andaluces. Vienen por el camino, pasan el vado del arroyo y se acercan a saludar a Nano, ambos se dan los buenos días, se dan unas caricias y hasta el día siguiente.

El caso es que hasta a mi se me hace largo el verano y tengo ganas de que empiece la escuela y que nuestro amigo el inglesito, rubio, de habla andaluza y con ligero acento inglés, pase a desearnos buenos días... unos minutos antes de las nueve de la mañana.


En verano mi amigo tiene vacaciones y nadie viene minutos antes de las nueve a mi verja, solo esta Nano junto a ella esperando, sin saber que hasta que empiece la escuela nadie pasará a desearle buenos días y acariciarle.


El cuadro del Cortijo Blanco esta pintado por mi hermana hace unos años.

La Zorra y las Uvas










Esta tarde hemos estado en el puerto de La Caleta de Vélez, hacia casi 15 años que no lo hacía, entonces solo era un pequeño puerto de pescadores con una pequeña taberna de las tradicionales.

Ahora no es demasiado grande, pero ha cambiado tanto en tamaño como en su uso.

Un buen número de barcos de recreo junto a los ya existentes de pesca, se reparten los muelles.

El caso es que hace tiempo que quiero comprarme un barco y surcar los mares como el de los "Con cien cañones por banda.....", así que aprovechando lo que quedaba de tarde, nos marchamos al puerto, a ver si había algo que nos pudiera interesar.

Pero los que vimos, nos han parecido poca cosa, necesitamos algo mejor y de mas categoría, así que decidimos que lo mejor seria pasear tranquilamente disfrutando de la tarde y de los peces comiendo los trozos de pan que otros paseantes les habían tirado al agua. Inmejorable espectáculo anti-estres.

Nos tropezamos con gentes de la mar... con algunos hablamos. Unos tejedores de redes de pesca con los que charlamos mientras trajinaban en su labor, hablamos de las redes antiguas y de las de ahora, de los materiales con que se hacian y como las tenían que tintar con una especia de prez que se obtenía triturando trozos de corteza de pino y la diferencia con las de actuales. Pura sabiduría natural, de la de las verdades del carbonero.

Así pasamos un buen rato y dejamos el barco para cuando realmente encontremos lo que buscamos.


video video

domingo, 10 de agosto de 2008

Otra Pared Más




Una vez terminada de enfoscar, con las tejas del voladizo ya puestas y todo bien pintado de blanco, hay que seguir adelante con la obra, así que me he atrevido a colocar los andamios en la terraza de la primara planta. Vamos a ver si después del aprendizaje de lo que ya llevo terminado, consigo que esta parte sea más sencilla y rápida de terminar.

sábado, 9 de agosto de 2008

Verdolagas













En ocasiones, me colocaba en uno de los serones de esparto del mulo poniendo como de contrapeso en el otro serón, las herramientas, el agua y algo de comida para trabajar en la huerta grande. Después de la tarea, en la que yo poco ayudaría a mi abuelo "Canelo", y del rato de charla explicándome cada cosa de la huerta, de sus tareas y trabajos, incluidas las hierbas malas o buenas que alrededor de las hortalizas crecían, colocábamos en uno de los serones los tomates, pimientos, berenjenas y pepinos que habíamos cortado, y en el otro serón... nuevamente como de contrapeso a mi mismo regresando a casa por el vado del arroyo, donde ahora ya están a punto de terminar el puente.

Siempre me llamó la atención el que cortara unos cuantos tallos de unas hierbas que crecían junto a los surcos y que él llamaba verdulagas, al llegar a la casa se las daba a "la María" para que las deshojara y limpiara, dejándolas listas para la hora de la cena. Comíamos los dos juntos en la mesita redonda de la salita, el resto de la familia lo hacía en la amplia cocina , pero yo comía con él, además de la cena normal, una ensalada de verdolagas bien sazonada.

Nunca desde entonces las había vuelto a comer, pero hace un par de días se me ocurrió cortar unos cuántos tallos de una mata que tengo junto a la jardinera de la entrada y traerlas a casa.

El resultado es que no las probé, ya se encargaron los demás habitantes de mi morada de dar con ellas, se vé que les gustaron, así que al día siguiente traje muchas más, ampliando de esta forma nuestra dieta con tan rica y alimenticia hierba.
Luego he buscado información y resulta que lo que mi abuelo cogía como sin importancia y como un sucedáneo de su huerta tiene una gran cantidad de alimento y se pueden usar para curar múltiples enfermedades, los antiguos sabían bien lo que se hacían y utilizaban los recursos de la naturaleza de una forma inteligente y natural.
La plantita en cuestión es la Portulaca Oleacea L. y tiene múltiples principios activos, ácidos, aminoácidos, vitaminas, proteínas, calcio, potasio, magnesio, azufre y fibra
Poco, o nada, utilizada en medicina a pesar de sus amplias propiedades y mucho más en la cocina para ensaladas, tortillas y salsas.
Además, y cosa no poco importante en esta "chamá" por la que estamos pasando, es abundante en terrenos baldíos y de cultivo, abonados y con humedad, creciendo de forma silvestre, esto quiere decir que no nos cuesta nada más que el trabajo de ir a cogerlas al campo, pudiéndose además cultivar en una simple maceta en la terraza.
Hay mucha información de su uso medicinal, además de recetas de cocina que se pueden encontrar en cualquier buscador, yo dejo un enlace interesante para quien quiera ampliar conocimientos del tema.
Una precaución que hay que tener es limpiarlas muy bien y utilizar incluso unas gotas de lejía en el agua del lavado, enjuagándolas luego muy bien. Se trata de una planta silvestre y muchos animales del campo pueden haber estado cerca de ellas, así que simplemente un poco de precaución en el lavado de las verdolagas.

Las dos fotos son del autor . Una de la planta junto a la jardinera antes de ser cortada y otra de una ensalada en el plato lista para ser degustada.

sábado, 2 de agosto de 2008

El Paraiso en Mecina Fondales


-"¡Pero bueno, no se os puede dejar solos!, ¿que hago yo ahora sin moras?.....¡sois unos golfos, en cuanto me despisto queréis coméroslo todo, no dejáis nada!. ¿que utilizo yo ahora para poder tentar a Adán y a Eva?, ¡golfos, mas que golfos, estáis haciendo que cambie la historia del mundo!"-.

No sé muy bien quién fue, pero a alguno de los cuatro se le ocurrió decirle a aquel raro ser, que nos había sorprendido infraganti comiéndonos sus mejores y mas dulces frutos rojos: -"Mira enfrente, en el bancal que tienes debajo, junto al arroyo hay unos manzanos riquísimos... vé, ofrecéselos y solucionado el tema"-, tal fue la sorpresa del raro ser ante aquel atrevimiento, que no supo que decir y se marchó dejándo que diéramos buena cuenta de las más ricas, dulces y sabrosas moras que nunca habíamos visto.

La fotografía la hizo, en plena orgía de dulce sabor, mi amiga Irune, el elemento que aparece en ella es el mismo que escribe estas líneas. El árbol de las moras, el moral, está a tan solo unos metros de la entrada a Mecina Fondales en la Alpujarra "Granaina", casi junto al lavadero público del pueblo, en una cuneta de la estrecha carretera, a la derecha según se entra al pueblo.
Los frutos están en su punto de sazón al menos durante unos 45 días, desde mediados de junio hasta finales de julio, dependiendo de la climatología.

viernes, 1 de agosto de 2008

Pared Terminada




Ya esta terminada la parte de detrás, ahora ya solo hace falta pintar, pero eso me lo cepillo en un día o dos.
A este paso solo me quedan algo así como tres años para terminar la casa. Según el cálculo que para terminar esta pared (enfoscado, tejas y ladrillos para la cornisa, ladrillos de la baranda y luego pintar) ha sido algo así como un mes y lo utilizo como "unidad de obra", pues me quedan unas 30 "unidades de obra", resultado: que solo faltan 30 meses para terminar.

En fin, ya queda menos, cada vez queda menos.