sábado, 28 de febrero de 2009

Los Loros del Limonar (Malaga) Segunda Parte




Esta mañana temprano me he encontre con Loro Lorito y con su compañera de nido Lora Canora , hemos echado un largo rato de agradable charla, me han estado contando como les va la vida y que de momento no les afecta la crisis.

Hacia tiempo que no veía a esta familia, creo que a primeros de Enero, unos días antes de la fiesta de los Reyes Magos.

Habían empezado a podar los arboles del paseo de Miramar, donde tenían sus nidos y bien alojada a su prole y no tuvieron más remedio que mudarse, se estaban cargando los arboles uno a uno, dejándolos pelados de sus ramas principales, precisamente donde tenían sus alojamientos Loro Lorito y Lora Canora.

El caso es que desde primeros de Enero hasta ahora, nadie había venido a seguir con la poda, pero ellos con suficiente prudencia y mucha intuición, se habían quedado quietecitos en su nuevo emplazamiento, en las palmeras altas que hay en la parte trasera del paseo. Precisamente hoy día 28 de Febrero, que es fiesta en Málaga ya que se celebra el día de Andalucia, y como no hay trafico, pues un ejército de podadores han tomado la calle cortándola y ayudados por grandes máquinas han seguido cortando ramas y más ramas, menos mal que ellos habían sido prudentes, además desde las palmeras , según me han dicho, se ve mejor el mar y se entretienen en mirar como los barcos entran al puerto arrastrados por el práctico hasta los muelles. Han pasado unos días mojados y tristones por la lluvia, pero parece que ya ha pasado y ahora están contentos rehaciendo sus nidos para la nueva temporada. Les he estado observando a los dos, primero a una y luego al otro, venir al paseo, a coger ramitas de las copas de los arboles que no han sido podados todavía, y han cruzado cada uno con una ramita en completa colaboración de pareja.

En fin, me han seguido comentando que están contentos, que tienen suerte porque quizás sean los únicos a los que la crisis no les afecte, y que disfrutan de la vida "pajaril" al máximo. Nos hemos despedido y me han recomendado que yo haga lo mismo y creo que si, que no hay más remedio hay que hacerles caso, y así lo haré.


video

Flores en la Cuneta (Campanitas Lilas)


Ya empiezan a poblarse las cunetas de las primeras flores que llegan a finales del invierno.

Estas campanitas lilas están cerca de Villanueva de Cauche, la antigua carretera del Puerto de las Pedrizas, al norte de la provincia de Málaga, ya casi en el término de Villanueva del Rosario.

Musicos Callejeros , Frente al Reina Sofia en Madrid

video

A media mañana, con agradable sol de invierno, paseando por las calles de Madrid, frente a la entrada del Museo Reina Sofía, me topé con este insólito músico callejero que hacia música sacando melódicas notas de este instrumento que parece como sacado de alguna película de esas de galaxias.

Me dijo el nombre del instrumento, pero en alemán, así que solo sabría emitir algún sonido parecido al nombre que él me dijo, pero nunca escribirlo. Se trata de un instrumento inventado en Suiza hace tan solo unos 8 años. Una estructura de acero formada por dos platillos unidos por sus bordes, crean una caja hueca, en la que se consiguen los sonidos al golpear o rozar con los dedos sobre la superficie exterior.

El sonido de fondo de un grupo de niños pequeños de excursión con sus maestras interrumpen la música "galáctica", pero a buen seguro que a ellos tampoco se les olvidara ni esta música ni este músico.

¡Imaginación al poder!.

martes, 24 de febrero de 2009

Las Golondrinas ya Estan en Casa de Lorenzo



Lorenzo cuenta las golondrinas que van llegando por estos días a los mismos nidos que dejaron el año pasado entre los huecos del tejado de su casa y el cobertizo de la entrada , las mira, las cuenta y las reconoce. No nos ha dicho nada , pero seguro que mantiene charlas con ellas, en las que le habrán contado su viaje de regreso y él les habrá hablado de las cosas cotidianas que le han pasado este invierno. Serán sus compañeras por unas cuantas semanas, pasará los días al sol viendo sus evoluciones y disfrutando de sus juegos y trinos.

Otra vez me ha estado hablando de mi abuela María, de la tienda que recuerda como si fuera su propia casa, con su mostrador de madera y detrás la gruesa y sonrosada figura de mi abuela "Juaica".

Lorenzo el poeta me ha estado enseñando alguna escultura que ha labrado en piedras del campo y un cuadrito que ha pintado en un trozo de cartón y que tenía colocado en el patio, cogido al caballete con una pinza de la ropa. Ha estado pintando lo que ha llenado su vida, la naturaleza, las montañas, los olivos y los animales.

En la cochera que hace las veces de almacén y gallinero en los inviernos, un viejo "2 Caballos" descansa después de decenios de trabajo. Al final de la mañana, al despedirnos, nos ha regalado tanto a Antonio como a mi , media docena de huevos de un color blanco que delata que los pusieron las gallinas que tiene en su corral.

Lorenzo cumple el mes que viene 85 años de juventud acumulada, tenemos charlas pendientes, quizás consiga aprender de su juventud.

Amanecer Despues de La LLuvia


Después de semanas sin parar de llover, ya casi solucionado el problema de las ranas que habían olvidado nadar, los amaneceres en el Sauseo son fríos, un manto de escarcha blanca cubre los campos y pasaremos de 2 a 18 grados en poco mas de 5 horas. El sol que ya sale por detrás de la sierra nos va a dejar un día templado y luminoso.

domingo, 22 de febrero de 2009

Almendro Desde la Ventana en Pampaneira


Desde "los adentros", con los cristales empañados por el frío día. Asomarte a la ventana nada más despuntar el día. Quizás buscar y ver que sabes descubrir el camino que serpentea hacia lo más alto de la ladera del Este, curva tras curva, pero que siempre llega arriba si sabes encontrarlo, incluso antes de que despunte el sol. Quizás descubrir las primeras flores del gran almendro que espera reafirmar contigo la promesa de la naturaleza al entrar en el primer recodo que has de andar. Quizás el día empieza ahora, con los primeros rayos y has de salir fuera, desde dentro no verás ni el camino, ni el recodo, ni el almendro, ni la vida que hay por delante.

(Fotografía tomada en Pampaneira, en la Alpujarra Granadina, al pie de Sierra Nevada, a la entrada del pueblo a finales de Febrero)

jueves, 19 de febrero de 2009

Amaneceres (Sierra Elvira)


Desde la autovía A-92, ya cerca de Granada, viajado desde Málaga, a la derecha se adivina la silueta de la masa montañosa de Sierra Elvira.
Ante la sosegada belleza de algunos amaneceres de invierno y sus colores de calma, yo no tengo mucho que decir, y no es porque no quisiera, sencillamente se trata de que me quedo mudo, lo único que hago es tratar de penetrar en todos y cada uno de sus tonos de color, disolviéndome en ellos como si fuera un un azucarillo, para poder disfrutarlos con avariciosa tranquilidad.

miércoles, 18 de febrero de 2009

¡Pasen y Vean !(Cartuchos de Caza en Hondonero)



-"¡Pasen y vean, pasen y vean como la mona hace calcetines de lana....!"-
Recuerdo una barraca o caseta de feria en las fiestas de San Isidro en Madrid, la que se ponía junto al Manzanares, a la misma orilla del río bordeado de acacias, a la margen izquierda, según el sentido de la corriente, entre el puente de Praga y el de Toledo. Un hombre con traje gris oscuro , de "tiros largos", sombrero de copa alta y la cara pintada de blanco, anunciaba con un megáfono lo que se podía ver dentro de la caseta, hablaba de la mujer barbuda, del hombre elefante, pero tantas veces lo tenía que hacer que en algún momento ya decía lo que le parecía. Al no entenderlo, me acerqué y pude escuchar algunas de sus chanzas y chascarrilos. Así decía: - "¡pasen y vean, como la mona hace calcetines de lana..."!, y seguía con sus juegos de palabras para hacer menos monótona su cantinela diaria.

Bueno.. pues ahora soy yo el que me pongo a anunciar a bombo y platillo.
-"Pasen y vean como los cazadores de mi pueblo dejan el campo hecho una mierda.. pasen y vean... no se lo pierdan..."- y así hasta cansarme.

El caso es que en un paseo por el camino que lleva a la fuente de la Canaleja, en Villanueva del Rosario (Málaga), donde terminan los campos de olivos, tanto a la derecha como a la izquierda encontramos un bosque de pinos y encinas entre las peñas de granito. Para mi asombro, aquel lugar estaba lleno de cartuchos de cazadores, no entro en el tema de caza sí o caza no, que para eso y en estos momentos ya están los políticos, lo que ahora me importa es que los cazadores llenan el monte de restos de cartuchos de plomo produciendo una contaminación irreversible. Es asombroso, no hay centímetro de terreno donde no se encuentren los restos de un cartucho disparado, sin pensar en que los restos de sus componentes van al suelo y al agua y por consiguiente a nosotros mismos y a nuestras familias a través de toda la cadena trófica.

¿En su casa harían lo mismo?, ¿llenarían la jarra de agua de su casa con el plomo de sus cartuchos para dársela de beber a sus hijos?. No hay derecho a que no se nos respete, ni se respeten a si mismos.

Por eso, anuncio a todo el que lo quiera apreciar "in situ", que las coordenadas son las siguientes:

36º 59´26. 24" N
4º 20´13.65 O
-"¡Pasen y vean....!"-

(La foto de los cartuchos la hice el pasado día 12. Dejo mapa de la zona para el que quiera disfrutar viendo el desastre en que se entretienen los cazadores)

martes, 17 de febrero de 2009

Flores en la Cuneta (La Manga de Villaluenga)


Viajando por las montañas de norte de la provincia de Cádiz, para ir de Grazalema a Ubrique hay que pasar por Villaluenga del Rosario, tan solo al terminar las últimas casas del pueblo, la carretera sigue bordeando lo que fue la "manga" de un glaciar, del que hoy se pueden apreciar los farallones graníticos que serian el cauce de los ríos de hielo deslizándose en la pendiente.

Enseguida, al llegar al repecho, se inicia el descenso en dirección a Ubrique, entre marzo y mayo, junto a las cunetas, los márgenes de la carretera se llenan de praderas de flores de muchos colores, dependiendo de las fechas, pero una amplia gama de amarillos siempre esta presente cerca de las cunetas de la serpenteante y estrecha carretera.

lunes, 16 de febrero de 2009

Musicos Callejeros (La Cantante del Acordeon)

Lleva semanas que casi a diario se coloca en uno u otro lugar de la Calle Larios en Málaga, sobre todo en días soleados, con su carro de la compra para cargar el acordeón y su pequeña banqueta plegable. Le pone empeño la mujer, y tanto que consigue siempre aglutinar un amplio corrillo de curiosos paseantes que también quieren disfrutar de la música callejera.

video

domingo, 15 de febrero de 2009

El "Jaco" Cabalga en el Chorro

Todo está preparado para disfrutar de un buen día en la naturaleza, al pie de la montaña, junto al nacimiento del Rio Cerezo, lugar que aquí llamamos "El Chorro".

Perfecto acceso a poco más de un kilómetro de la salida del pueblo por una pista asfaltada que llega hasta el mismo lugar. Acondicionamiento de la zona con aparcamientos, mesas de troncos de madera y bancos de piedra, papeleras, contenedores de residuos, todo listo para pasar un agradable día en contacto con la naturaleza.

Hoy he llevado a unos amigos que no conocían el lugar y la semana pasada, una larga caminata por toda la sierra terminó con una lata de sardinas y un bollito de pan de la Pepa en una de estas mesas, y pude observar con facilidad algo de lo que ya me habían hablado, pero que no conocía directamente, y es que el "jaco" cabalga a sus anchas por esta zona y todo el entorno de la sierra. Cuando digo "jaco" no me refiero a uno solo de sus apellidos, sino los distintos nombres de los elementos que componen su mortal familia.

Varias evidencias me llevan a afirmar la presencia y las correrías del "equino" por el lugar. Comento solo algunas para que sirvan como una muestra y ejemplo.

El pasado jueves , después de una agradable caminata de algo más de tres horas, llegué al lugar pasadas las 12 de la mañana y me senté en una de las mesas, saqué la lata de sardinas y el bollo de pan, junto a una pequeña navajilla, para reponer fuerzas, al poco llegó un coche que paró discretamente, en su interior 4 jóvenes de no más de 20 años que no salieron del auto. Terminé mi refrigerio iniciando la marcha en dirección al pueblo, el coche y sus pasajeros se quedaron en el lugar. Ya en las últimas cuestas del camino de la Loma, un pequeño escuter venía del pueblo en dirección contraria a la mía, y no a poca velocidad, al menos el motor lanzaba bramidos, reconocí a la persona que lo conducía y el me reconoció a mi, nos saludamos con un gesto, seguí mi marcha y él la suya en dirección al vehículo ocupado por los jóvenes. Tan solo unos minutos después, no más de 5, otra persona que relaciono con el motorista anterior, venía también a una velocidad que me pareció inadecuada, en dirección contraria a la mía y en la misma del motorista y también del auto de los 4 jóvenes.

No creo que parezca atrevido plantearse una relación entre los tres elementos del rompecabezas y la cabalgada por la zona del "jaco" desbocado haciendo de las suyas entre la juventud del pueblo.

He tenido anteriormente conversaciones con algunas personas que ya me habían hablado de esta situación, y según me dicen es más grave de lo que pueda parecer en este somero análisis que hago. Pero no conozco a nadie que lo denuncie públicamente, parece que todo el mundo lo sabe, y que las personas que se encargan de suministrar alimento al "jaco" son de sobra conocidas, pero que nadie hace nada por solucionarlo, o al menos yo no lo conozco.

Reuniones o seminarios organizados recientemente con jóvenes y sus familiares desde el
Ayuntamiento no son suficientes para la importancia que tiene el problema. Si se trata de actos puntuales que no forman parte de un plan mas global para luchar contra la plaga, no serán eficaces.

Esto es solo una humilde llamada de atención para que las familias, los enseñantes y los poderes públicos tengan los ojos bien abiertos y traten de buscar soluciones para ponerle riendas al "jaco"
en sus cabalgadas siniestras por nuestro pueblo, Villanueva del Rosario.

(el vídeo esta tomado hoy mismo, el agua sigue fluyendo a torrentes, y su música sigue sonando)

video

sábado, 14 de febrero de 2009

El Saco de Sal (Salinas de San Vicente)





De vez en cuando es recomendable e incluso necesario perderse, ya sea voluntaria o involuntariamente. Yo lo hago con menos frecuencia de lo que me gustaría , pero sí siempre que tengo la ocasión . Creo que realmente es un ejercicio sumamente saludable, que junto a sacos de naranjas y limones, con jamones de pata negra, tendrían que ser recetados por los médicos de cabecera de la Seguridad Social para solucionar el problema de las listas de espera médica y la mayoría de las dolencias de que padecemos, creo que se lo propondré al ministro de sanidad, a pesar de que a los fabricantes de medicamentos no les interese el asunto.

Y si este perderse es en Cádiz ya si que no hay solución, solo hay que dejarse perder y que no nos busquen, que seguro que apareceremos, con una sonrisa en la boca y coloretes en las mejillas. No solo en la ciudad de Cádiz, también en su contorno, en la bahía que la circunda.

Una de mis "perdídas" fue hace unos 4 años en San Fernando, seguí la vía del tren saliendo de la ciudad, pasados los edificios del astillero de La Carraca, se llega al puente metálico del ferrocarril que cruza el Caño de Santi Petri, el único navegable que comunica la bahía con la zona este del mar y que cierra la isla del León. Desde las barandillas del puente metálico el panorama es un espectáculo, tanto a una lado como al otro, con un mar de color especial siempre cambiante dependiendo de a donde dirijamos la vista. Me llamó la atención una porción de tierra surcada por canales por donde se adivinaba corría el agua del mar en el sentido de las mareas, forzando la entrada de agua con la marea alta y reteniéndola mediante un sistema de compuertas que hacía que se encharcaran llenándose los "bancales" que se encontraban en el interior de canales. Me fijé en las montañas blancas que aparecían en los costados de los "bancales".

Caminé en dirección a la zona y ya pude ver que se trataba de una salina. En las pequeñas casas que había a la entrada no veía a nadie, así que seguí adelante y me encontré junto a las "montañas" blancas que había visto desde el puente. Efectivamente se trataba de sal, la "cosecha" de sal recogida en los "bancales", que aparecía amontonada en montañas blancas junto a las que había los restos de una antigua factoría salinera, con maquinaria abandonada y en algunos puntos de los canales, grandes barcazas de las que se usaban para transportar la sal desde la salina hasta los barcos anclados en el puerto efectuando sus preparativos para el viaje a América. La sal habría de ser elemento indispensable para mantener los alimentos en buen estado durante el largo viaje.

Seguí husmeando por la salina a mis anchas hasta que, de repente, apareció una persona que venía por el camino desde las casas de la entrada. Un hombre con cara de pocos amigos se acercaba y lo peor es que junto a él dos perros ladrando y con malas pulgas y mucha peor cara que su amo, y esos ladridos sí que me impresionaron e incluso me "acongojaron" un poco. El hombre los paró con una voz de mando y ya me tranquilicé. Se acercó y después de un saludo amistoso le comenté que no había nadie cuando pasé por la entrada y que solo quería conocer el lugar y hacer algunas fotos, mostrándole mi interés por saber más de la salina y su entorno.

Le faltó poco para iniciar una charla y contarme montones de cosas sobre la salina de la que me aseguró que estaba funcionando permanentemente desde época romana y que su familia la tenía como medio de vida desde 1779, año en que empezaron su actividad con el nombre de Salinas de San Vicente y que era la única de la zona en la que se sigue sacando la sal de forma artesanal.
Me explicó como se hacía, enseñándome el sistema de canales, presas y represas.

La salina tiene una serie de compartimentos, con niveles de base diferentes, que permiten el control y la circulación de agua hasta un sistema de compuertas. El agua entra por el "caño" cuando sube la marea, llegando a una superficie de almacenamiento o "estero", que se comunica con otros esteros a voluntad mediante compuertas, y que también se suele utilizar para el cultivo de peces. De los esteros el agua pasa a otra balsa o superficie de preparación de la sal en la que el agua procedente del estero va incrementando la concentración salina. Esta última superficie se divide a su vez en tres zonas: el lucio, de mayor profundidad, la retenida, de nivel medio, y el periquillo de menor profundidad, a los que sigue una superficie de cristalización llamada tajería, compuesta por uno o varios estanques rectangulares de muy poco fondo, los cristalizadores, donde se obtiene la sal por cristalización del agua.

Me resultó especialmente curioso el sistema de pesca que se realiza en los esteros. Róbalos, doradas, lisas, lenguados y otras especies, son arrastrados por la corriente y retenidos en estos esteros, conde son pescados con una pequeña red, entrando los propios pescadores en las balsas para arrastrarla. La instalación es visitada por grupos para los que se organiza una de estos "despesques", siendo preparados los peces a la brasa en la propia orillas de los esteros y degustados in situ por los visitantes.

El caso es que pasamos media mañana entre unas cosas y otras, al final me traje un saco de sal, me cobró por el saco 2,5 euros y el saco tenia, y tiene, 25 kilos de una sal buenísima para hacer una carne o un pescado "a la sal".

Acerqué el coche, cargué el saco y nos despedimos emplazándonos para otra visita que aún no ha llegado.

¿Y con el saco de sal que?. El saco se quedó en casa, traté de repartirla entre familia y amigos, pero nadie estaba por el regalo, así que deje en la terraza del salón el saco y su mercancía casi completa. Con tan solo unas semanas de olvido, el saco ya no era un saco de sal, ya era una piedra salina. Con la humedad se había solidificado y ya poco de podía usar de el a no ser con martillo y cincel. Aquí esta el saco, guardado por dos macetas, cual guardias civiles que lo controlen. Varios intentos ha habido en la casa por dar un golpe de estado y sacar por la puerta a la basura el saco y su contenido, pero nunca han llegado a buen fin. Aquí esta, esperando encontrar un destino adecuado. Un pajarito me ha dicho que la sal o se usa o siempre ha de llegar al lugar de donde procede, al mar. Yo que suelo hacer caso a los pajaritos ando esperando el momento de regresar con el saco al mar de Cádiz y esparcir la carga salina en las playas de la Caleta, bañada por el Atlántico.

No estaría mal hacerle una fiesta de regreso a su casa al saco de sal.







(La primera fotografía es del Caño de Santi Petri, tomada desde el puente metálico del ferrocarril, las otras dos son de la salina de San Vicente, y la última es del saco de sal que tengo en casa desde hace casi 4 años. Cuando les visité no estaban "internetizados", pero ahora he visto que tienen una pagina que os dejo, es agradable ver como se modernizan siguiendo con la tradición a la vez: http://www.salinasanvicente.es/?mod=home .
En el vídeo, una canción de "ida y vuelta" : Habaneras de Cádiz , cantada por Pasión Vega)

viernes, 13 de febrero de 2009

Con las Primeras Flores del Almedro


Con las primeras flores del almendro , intranquilo, introvertido en mis propios pensamientos, salí del pueblo por el camino que lleva a la fuente de la Canaleja. Tendría que andar algunas horas monte arriba, para siquiera poder sacar por los poros de mi piel una parte del dolor que a borbotones bullía por dentro.

Ya hace hoy diez años que una de las ramas se desgajara de cuajo del tronco y casi nada ha cambiado a pesar del paso del tiempo, quizás solo la costumbre de convivir sin parte de la sombra a lo que obliga el propio e inapelable destino.

El sol y el aire todavía fresco acariciaban mi cara y llenaban de fuerza mis pulmones. El camino seguía hacia arriba, sin prisas, invitándome a seguir caminando, a seguir viviéndolo sin perderme los colores que había a cada lado y las sorpresas que vendrán detrás de cada recodo.

Tome unas ramitas de almendro en flor y ya de regreso, las deje a la sombra de las dos hileras de altos cipreses, junto con un poquito de mi.


"A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata te requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero."


(Las fotografías han sido tomadas en el camino que sube a la fuente de la Canaleja, en Villanueva del Rosario, al norte de la provincia de Málaga)

miércoles, 11 de febrero de 2009

Contraluz en El Cerezo


Desde el Sauseo directo a la Ciudad Condal, donde Juan Carlos espera el alimento de la música del agua del Río Cerezo.

Hoy por fin el día amaneció soleado, sin nube alguna que nos impidiera recibir plenamente los rayos del sol. Se nos nota en la cara a los "sauseeños" la alegría que da de sol después de varias semanas de lluvia, nieve y frió, que ya hasta las ranas estaban buscando solucionar sus problema con el mismísimo Sr. Alcalde.

Sobre las 9 de la mañana ya entraban los rayos de sol entre los arboles de las riveras mientras el agua saltaba veloz por el cauce del rió. Hay unos momentos en que el agua se calienta y se produce vapor, tal pareciera que del humo de un incendio se tratara. Hoy me he parado junto al puente para disfrutar de este espectáculo, "enlatarlo" y mandarlo al norte, a Cataluña para Juan Carlos (alias Peña) y para todo el que quiera disfrutar de la música del agua.


video

domingo, 8 de febrero de 2009

Musicos Callejeros (La Musica Suena si la Bolsa Suena)


Paseando por la calle Larios a media mañana, antes de ir al mercado de Atarazanas a comprar la fruta y la verdura de la semana, merece la pena un desvío para disfrutar del ambiente y detenerse ante alguno de los músicos callejeros que suelen ponerse en esta zona del centro de Málaga.

Esta vez el músico ha introducido una nueva técnica de comercialización de su producto; se queda quieto, inmóvil, mirando al cielo sin pestañear y cuando escucha el tintineo de una moneda en la pequeña cajita de cartón que tiene delante, como si estuviera en un salón de baile del siglo XVIII, con pausados movimientos comienza su musiquilla, como si fuera un robot, no mas de 15 segundos dura la interpretación del artista y nuevamente vuelve su mirada al cielo y deja sus ojos clavados en un punto fijo, quizás buscándole nombre a las caprichosas formas de las nubes, con su carilla redonda pintada de blanco, a la espera de un nuevo tintineo de monedas que le haga sacar con las caricias de su arco, las notas de su instrumento.

La música suena si la bolsa suena.
video

sábado, 7 de febrero de 2009

Alpargatas Hinojosa (Malaga)




A mitad de la calle San Juan, donde hay un ensanchamiento, justo frente a la iglesia que tiene el mismo nombre de la calle, hay una "cordelería-alpargatería", de las antiguas de verdad, donde puedes encontrar todo tipo de modelos y colores únicamente de alpargatas y zapatillas.

Una gran zapatilla de lona con suela de esparto colgada en la entrada principal indica que es lo que se "cuece" en ese lugar.

A la izquierda ya solo en un rincón están todas las cuerdas, cordones y cordeles de todo tipo de materiales : algodón, yute, lino,esparto, mas o menos gruesas y de uno u otro color. Esta parte del negocio ha ido perdiendo importancia por la falta de uso de estos utensilios en la vida actual, y las cuerdas se ha dejado arrinconar por montones y montones de expositores verticales de zapatillas, alpargatas, "tenis".

Solo hay que llegar, mirar atentamente a los expositores, tomar la decisión, señalar lo decidido y uno de los dependientes, entrara al almacén y saldrá con un par de cajas por lo menos, con el numero adecuado, te los pruebas, los amoldas a tus pies y te los quedas o pides otros... entrara y saldrá de nuevo el dependiente con sus dos cajitas, con toda la paciencia del mundo y sin perder la sonrisa, así hasta que el cliente este totalmente conforme, siempre me llamo la atención la paciencia de estos dependientes.

Esta es otro de los tradicionales comercios de malagueños que han sobrevivido a la piqueta , al aluminio, al acero y a los neones.

viernes, 6 de febrero de 2009

Las Ranas se Ahogan

Añadir vídeo video

Un grupo de ranitas vinieron al Ayuntamiento, tan grande resulta el problema que tienen en el mundo de las ranas, que se han reunido todas en sesión plenaria de La Gran Asamblea Ranil y entre todas ellas han elegido a una delegación de representantes, Rana y Rano, como interlocutores con los poderes políticos de pueblo; vamos .... con el Sr. Alcalde, para tratar de solucionar el problema que les está acuciando.

Rana, la mas animosa le dijo al municipal de la entrada lo que quería, el agente, que a pesar de estar esta acostumbrado a tratar con extranjeros de los que aquí hay un buen numero, se quedó atónito, casi a punto del síncope generalizado. No era para tanto, solo le querían pedir audiencia con Diego, que desde hace casi un par de años fue elegido para llevar la vara de mando en Villanueva de Rosario. El hombre reaccionó como pudo y no podía hacer otra cosa mas que pedirles que le acompañaran al piso superior, donde ya estaba Diego en su despacho con sus tareas cotidianas.

Pidió permiso para entrar, entró y no le fue fácil explicar al regidor municipal la causa de su visita y menos fácil le resultó a Diego entender lo que estaba pasando, que en principio pensó eran alucinaciones del agente, pero al ver la seriedad con la que le estaba explicando el asunto, él mismo se acercó a la puerta y vió a Rana y Rano esperando en el rellano,entonces entendió que la cosa era seria, así que se sobrepuso y atento hizo pasar a sus dos nuevos paisanos.

Ya tranquilos, Rano inició la exposición del asunto, ante la mirada asombrada del alcalde y los gestos de asentimiento de su compañera Rana.

El problema, seguido de su correspondiente petición, era mas sencillo de solucionar de lo que parecía en principio. Después de varios años casi sin agua, las ranas habían olvidado nadar y ahora con el agua que esta cayendo se han llenado las charcas donde vivían, y tanta, tanta agua había, que estaba causando una gran mortandad entre la especie y por eso acudían al Sr. Alcalde para que les buscara una solución, le propusieron que les organizara un cursillo rápido y acelerado de natación, incluso le ofrecieron realizarlo en la tercera charca a la derecha del camino junto al puente, ya que esta resguardada de los vientos y apartada de las corrientes de agua.

Fue dicho y hecho, ya se esta preparando la charca, ya se esta buscando monitor de natación y seguro que las ranas encuentran solución a su problema.

Cuando me enteré de lo ocurrido estuve hablando con algún amigo de El Brosque, donde tienen un problema parecido al de las ranas. El de ellos es que cuando cae lo que esta cayendo, tienen que buscarse tanques anfibios de la marina para poder transitar por los embarrados caminos que llevan a sus casas.

Es posible que a la vista del resultado de la gestión de Rana y Rano, se acerquen también ellos al Ayuntamiento para exponer su caso.

Vamos por los 700 litros desde Octubre pasado, esto parece Galicia, a buen seguro que tendremos una preciosa floración primaveral este año. Solo hace falta que pare un poco para que no dañe a los cultivos.

(El vídeo es de ayer viernes a las 3 de la tarde. El Río Parroso rebosa su cauce ya casi desde su nacimiento)

jueves, 5 de febrero de 2009

Taller de Pintura (2)






La noche otra vez nos han dejado 36 litros, no deja de llover y durante todo el día tampoco ha parado de caer agua haciendo que el día sea oscuro y desapacible. De puertas adentro el color a estado jugando con nosotros , no nos ha dejado ni un respiro, la mañana ha sido intensa. Cada cual a lo suyo y a la vez aprendiendo unos de otros , hoy han salido de los hornos del color unos cuantos pasteles con preciosos colores.

Han traído varios paneles y tableros , como siempre encontrados en la basura, que ya hemos reciclado y preparado con tejidos y su imprimación correspondiente , para que el próximo día tengamos abundante harina para hacer más pasteles de color.

De vez en cuando alguna gota de agua cae sobre las cabezas, nada interrumpe la borrachera de los colores.

Cuando termine la casa no caerán goteras, solo hay que esperar un poco más, de momento nada interrumpe la labor.


(Las fotografías son de las obras que se han terminado las alumnas del curso esta semana)

miércoles, 4 de febrero de 2009

Mi Bisabuelo Fue Panadero (1)



En estos días en que no deja de llover, los ríos y arroyos cantan a toda voz con gran fuerza, haciendo que la música del agua llegue a ensordecernos. En el Cerezo, el cauce va de lado a lado arrastrando ramas y restos de vegetación. El caz que lleva el agua al molino tiene que soltar la que sobra, no entra toda en su cauce. El molino ya hace muchos años que dejo de moler, pero durante décadas sirvió para moler trigo de la cosecha , y con la harina mis bisabuelos hacían un rico pan blanco redondo que se mantenía tierno durante días. Dicen que el pan de "El Juaico" era famoso. Y no solo eso, en la caída del agua colocaron turbinas para aprovechar la fuerza del torrente y generar electricidad con la que se alumbraron la casas del Sauseo y de Trabuco también durante décadas.

Ahora solo me recreo disfrutando del espectáculo de la atronadora música del agua y trato de imaginar como fueron las cosas aquí hace un siglo. Imagino a los hombre y mujeres que construyeron esta inteligente y sencilla forma de tomar lo que la naturaleza les ofrecia y precisamente encauzándola, tomando su propia fuerza, domándola sin dejar de respetarla.

Quizás sea ese el secreto, domar con caricias. Preparar los muros de piedra para crear una guia,
una salida, llevarla con ternura al lugar donde ha de crear la fuerza, ayudar a que su fuerza sea mayor, la mayor fuerza que pueda, cayendo desde las alturas de las chorreras hasta las alcobas donde estaban las piedras de moler, y luego una vez que ya la fuerza hizo su trabajo, con otra caricia dejarla salir otra vez a su cauce, que siga su camino hasta el rió grande.

Quizás sea ese el secreto , yo solo aprendo y me recreo.

martes, 3 de febrero de 2009

Flores en la Cuneta - Narcisos Silvestres Amarillos



En primavera junto a la carretera que va de Grazamela a Ubrique, en la sierra norte de
Cadiz , una infinidad de pequeñas flores de las más variadas especies y de todos los colores, se agolpan a los lados. Me llamaron la atención estos narcisos silvestres amarillos que cada año trato de disfrutar.


Cuentan que hace mucho tiempo, había un joven que se llamaba Narciso, conocido por su gran belleza, que se pavoneaba y lucia, creyéndose el mas bello, solo preocupado de su belleza y de que le miraran los demás. Tanto es así que se permitía rechazar con desprecio a quien le daba la gana, y esto ocurrió con una hermosa ninfa de lago que hay en el bosque, que se llamaba Eco. La ninfa herida por el rechazo de Narciso se encargo de influenciar lo que pudo a la diosa de la venganza y así conseguir que el engreído Narciso se enamorara de si mismo, de su propia imagen que se reflejaba en una fuente que había junto al lago del bosque.
Narciso se miraba, se miraba y no paraba de mirarse, haciéndose muecas, remirándose , y tanto lo hizo que realmente se enamoro de si mismo. En un momento , al acercarse tanto a su propia imagen reflejada como en un espejo en la superficie del agua de la fuente para verse bien, se atrajo asimismo tantísimo que callo al fondo del lago y tan embobado y ensimismado estaba que termino por ahogarse en la profundidad de las aguas.

Y al poco en ese lugar nació una preciosa flor, un narciso amarillo.


(En el vídeo de dibujos animados se relata la leyenda mitológica de Narciso y Eco, está en italiano, pero resulta muy fácil entenderlo.)

lunes, 2 de febrero de 2009

Estan Construyedo un Puente (3)



El puente ya se termino , pusieron pavimento, barandillas, lo pintaron, y ahí esta; tranquilito dejando que la gente pase por el , que ya no tenga que andar vadeando el arroyo cuando llueve.

Ahora que ya lo tengo no me llama la atención, no le hago ni caso. Cuando no tenemos las cosas que queremos, las buscamos pero cuando las tenemos ya no les damos importancia, ya no las necesitamos de igual forma, nos pasan desapercibidas.

Por lo menos han caído 6o litros de agua de lluvia el fin de semana pasado. En los últimos cuatro meses las lluvias y las nieves nos han dejado ya casi más litros que normalmente caen en todo el año y el arroyo va lleno de agua, casi rebosando su cauce. Escuchando el sonido del torrente a su paso por debajo del arco del puente nuevamente me ha llamado la atención, he paseado de un lado para el otro por encima, lo he cruzado en ambos sentidos varias veces, he tratado de sentirlo y no me he conformado con eso sino que luego cogí el coche y pase varias veces por encima , disfrutando de lo que hoy otra vez me he "encontrado", el puente que como ya no me falta lo tenia olvidado.