sábado, 28 de marzo de 2009

Los Colores del Mar, Algarrobo a Mediados de Marzo




Después de varios días con el mar calmado, y en uno de esos dias en que el levante empieza a decir "aquí estoy yo", las olas se hacen cada vez mayores en las playas de Algarrobo, en la comarca malagueña de la Axarquia.

Lidia: Parece un nombre raro, lo se, y ciertamente lo es, así que no me extraña que me preguntes de donde sale en nombrecito. Pues veras, cuando los árabes llegaron a la península Ibérica por el estrecho de Gibraltar, los visigodos estaban a la greña unos con otros y el pueblo estaba hasta las mismísimas narices del mal trato que recibían de sus propios despóticos gobernantes, así que la cosa era fácil, cualquier "superman" que viniera a redimirles de su estado de servidumbre y falta de libertad seria bien recibido y los árabes lo tenían claro y utilizaron ese elemento para poder llegar sin cortapisas y en solo tres años al norte de la península, a las costas cantábras y gallegas.

El caso es que cuando entraron por el estrecho, y después de alguna batallita que no les costo trabajo ganar a causa de las propias divisiones de los nobles visigodos, y con ayuda de algunos de ellos mismos, decidieron repartirse el territorio , como para ir más rápido comiendo terreno al enemigo por ambas partes, por un lado lo que había a la derecha o sea el oriente, y que en su lengua llamaron "sârqíyya" y por otro lado el occidente, de la zona oriental lo que queda es la Axarquia y de la zona occidental queda la región del sur Portugal que se llama El Algarbe y que lo árabes llamaban "Algarvia".

Pues mis primera olas fueron estas, las de la Axarquia, las de las playas de Mezquitilla y Algarrobo.

El levante de hoy hace que las olas empiecen a crecer y que su sonido al desparramarse sobre la playa sea triple, en principio el del propio agua deslizándose sobre las piedras y la arena y despues el producido cuando las piedras son otra vez arrastradas de regreso al mar por las aguas de las olas, y por supuesto al romperse las crestas en su llegada a la playa, o sea, triple.

Las torres vigías, de las que aquí hay dos, una La Torre Ladeada y otra, la Torre Derecha, siguen vigilantes el devenir de las olas, ahora entre los edificios que han crecido a su alrededor como inmensas "cajas de cerillas con ventanas", pero aquí siguen vigilando si hay o no "moros en la costa".

video


(Mil disculpas por las licencias historias, pero si no es asi del todo, si esta bien traido)

No hay comentarios: