domingo, 29 de junio de 2008

Historia de los Instrumentos Musicales


Escuchando el agua del nacimiento del rio Cerezo se me ha ocurrido que los primeros hombres, una vez habían comido y cubierto sus necesidades primarias, seguro que les gustaba deleitarse con los sonidos del agua, o de los pájaros y del resto de los elementos de la naturaleza a su alrededor.

Desde luego, lo primero comer y vestirse y luego disfrutar imitando a la naturaleza. Seguro que lo primero fue tratar de hacerlo con un hueso de estos, de albaricoque. De niño, este fue mi primer instrumento musical, solo había que guardarlos y rasparlos contra las paredes de piedra... dejar al aire la parte carnosa interior, sacársela ... vaciarlas y ya estaba, ya tenia un instrumento musical, ahora ya solo hacia falta colocarlo en la forma adecuada por delante del labio inferior y soltar aire, así con varios de ellos de distintos tamaños, sacando sonidos diferentes.

Una forma como otra cualquiera de imitar el canto de los pájaros.

Los siguiente instrumentos seguro que serian los que salieran de hacer vibrar las cuerdas de los arcos de caza.... descubrir sonidos. Colocar cuerdas de fuera hacia adentro... y luego poner piezas huecas en los finales de las cuerdas para que hicieran de caja de resonancia. Menudo viaje.

Después, casi seguro, los troncos vacíos..... y los palos que servían para defenderse y cazar....
dale que te dale, sacando distintos sonidos. -"¿Y si ahora le ponemos un trozo de piel curtida en el fondo del tronco?"- .!Bingo! ya tenemos percusión... tambores para no dejar dormir al vecino.

-"Y si ahora a los güitos de albaricoque o de algo más grande y largo.. le ponemos unos orificios y soplamos............"-

Bueno.. yo creo que algo así tuvo que ser. Al menos mi primer instrumento musical si fueron los güitos de albaricoque.
(No se tome nadie en serio este asunto, se trata solo de una broma cariñosa acerca de uno de mis primeros juguetes..... los huesos de albaricoque, a los que yo siempre llamé "güitos".)


video

No hay comentarios: